QUIENES SOMOS

QUIENES SOMOS

Somos laicos llamados por el Señor para vivir  en comunidad, compartiendo bienes materiales, intelectuales y espirituales; vivimos en un mismo espíritu, teniendo a María como mediadora en la gran vocación  de vivir como la Familia de Nazareth.

Cada día  transcurre  en familia viviendo los momentos de oración y los quehaceres de cada uno, según sus responsabilidades (acogida, animación, administración, cuidado de la casa); teniendo como centro la Eucaristía, momento en el que hacemos la ofrenda de nuestra propia vida al Señor. “Los Foyers, dan una enseñanza doctrinal y espiritual auténtica en los retiros, en un clima de silencio, de caridad, de devoción mariana que abre las almas a la conversión, profundiza su vida con Dios y forma el llamado que cada uno ha recibido del Señor.

 Los miembros del Foyer están llamados a ser testimonio de luz, caridad y amor, así como lo hicieron los instrumentos que el Señor tomó para hacer su Obra de amor: Martha Robin y el Padre Georges Finet.

DECRETO

En 1986, luego de haber estudiado cuidadosamente la documentación presentada por los responsables de la Obra de los Foyers de Charité, recibido una opinión positiva de numerosos obispos en cuyas diócesis había un Foyer, y sometida la petición de reconocimiento a Su Santidad el Papa Juan-Pablo II, el « Consejo Pontificio para los laicos » (hoy el Dicasterio para los laicos, la familia y la vida) ha reconocido por decreto la Obra de los Foyers de Charité como asociación internacional de fieles laicos.

Aprobación definitiva de los Estatutos

En 1999, el Consejo pontificio para los Laicos confirma el reconocimiento de la Obra de los Foyers de Charité como Asociación privada internacional de fieles, de derecho pontificio, dotada de personalidad jurídica, según las normas de los cánones 298-311 y 321-329 del Código de Derecho Canónico (CIC) y decreta la aprobación definitiva de sus Estatutos de los cuales el texto original está autentificado y depositado en los archivos de este Dicasterio.

Otorgado en el Vaticano, el 8 de diciembre de 1999 en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción.

Para leer los estatutos de los Foyers de Charité: presione-aquí

Marta Robin

Nacida en 1902, Marta Robin atraviesa el siglo XX irradiando un amor que transfigura su existencia. En una vida que duró 79 años y estuvo marcada por la enfermedad y por una parálisis progresiva de todo el cuerpo, testimonia que el amor es más fuerte que el sufrimiento. A lo largo de los años, más de 100.000 visitantes se reúnen junto a su cabecera, conmovidos por su corazón que ama, atento, que hace a Dios presente y conduce a él, simplemente.

Sandra Trujillo